• EIDH_

Crecer a través del duelo.


Poco se habla del concepto de muerte, y menos todavía de todos los procesos que emocional e inconscientemente tenemos asociados única y exclusivamente a la muerte. Miedos, preconceptos, tabús, y muchos procesos que no entendemos y por ello nos asustan y generamos rechazo hacia ellos.

El duelo es uno de ellos.

Qué has entendido a lo largo de tu vida por “duelo”? Cómo lo has vivido? Pero sobre todo, sabes lo que es?

Para vivirlo de forma correcta, tenemos que conocerlo. En realidad, el duelo, es ese proceso que se produce cuando te falta algo o algo se muere en ti: una amistad, situación, etc. Algo se acaba, algo conlcuye; ya sea un matrimonio, una relación, una vivencia tal y como la conocemos. Aunque normalmente solo asociamos y entendemos el duelo como proceso vivido cuando existe la muerte física de una persona y al dolor que conlleva esa pérdida, porque no entendemos la vida.

Pero la realidad es que el duelo va más allá de la muerte física de alguien querido; sino que duelo también es el proceso sentido con la muerte de una amistad, cuando se termina una relación, cada fin de ciclo, cada cambio de trabajo o incluso, cuando por diferentes circunstancias cambiamos de ciudad o país.

Cuando vivimos alguna de estas situaciones, en muchos casos sentimos dolor, por la pérdida y el desarraigo, pero nunca hacemos o vivimos el luto en estas ocasiones; porque lo desconocemos y por eso mismo, no le damos valor; dejando pasar las situaciones. Por eso, acumulamos lutos no vividos ni entendidos.

Pero en que consiste ese luto?

Dista mucho de la forma como se vive en gran parte el mundo: lágrimas, lamentos, enfado. El luto consiste en hacer una autoevaluación introspectiva de todo aquello que nos aportó esa persona, situación, país, ciclo, etc. Qué aprendizaje obtuvimos, en que cambiamos, como crecimos; pero también que nos falta por aprender. Porque cada persona o ciclo, forma parte del aprendizaje y crecimiento individual; al igual que la muerte física de una persona. Esa presencia, vínculo o relación, todo forma parte de una enseñanza que nos ha dejado, o con la que hemos compartido para solucionar cosas, no solo con esa persona sino sobre todo contigo mismo.

En definitiva supone: CRECIMIENTO.

Lo mismo sucede con la finalización de un ciclo de pareja o proyecto laboral, no solo son asumidos como una pérdida dolorosa, sino también como un fracaso, cuando en realidad deberíamos hacer un duelo y observar todo lo que aprendiste.

Por eso el luto, si lo analizamos deberíamos cambiar la perspectiva que tenemos sobre el luto, porque el luto no es sufrimiento. Hacer luto no significa vestirse de negro en señal de duelo y respeto por la persona que faltó. Porque sino tendríamos que hacerlo con todas las personas que se mueren o cambian en nuestra vida. Además, el respeto no tiene colores, se siente en nuestro corazón. Todo lo que termina en la vida no es muerte; por eso luto no es sinónimo de muerte, sino de entendimiento, cambio, aprendizaje y crecimiento.

El duelo es un autoanálisis para saber en que debemos seguir aprendiendo, para cambiar y crecer.

En resumen el duelo es positivo.





Roberto Castillo

#eidh #EIDH #escuelaintegralparaeldesarrollohumano #educarintegrarcrecer #blog #educación #desarrollopersonal #crecimientopersonal #desarrollohumano #autoconocimiento #cambioseducativos #educaciondevalores #educacionemocional #duelo #muerte

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 Escuela-Integral-para-el-desarrollo-humano_EIDH

Un Blog de...

Logo 3 - E.png
  • Preto Ícone Blogger
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now