• EIDH_

Lactancia biológica y adoptiva.

Luna y María (Relato de Lactancia Materna).

Hay historias que no necesitan presentación, solo ser escuchadas desde el corazón. Esta es una de ellas.


Mi maternidad no es de las llamadas normales, ni como yo la había imaginado.

Busqué durante años quedarme embarazada sin ningún resultado, ni naturalmente, ni con métodos de reproducción asistida. Esto me generó mucho estrés emocional, llegué a sentir que no estaba a la altura de la maternidad y por eso mi cuerpo no funcionaba.

Una frustración y una pena muy grandes.

Decidí esperar unos meses y darme un respiro.

Después mi pareja y yo decidimos adoptar. Iniciamos todo el largo proceso, con todos sus trámites. Pero aunque parecía eterno, yo estaba feliz porque había dado un paso enorme para ser madre.

Por fin todo había salido bien, iba a ser madre, madre! Quien me iba a decir, cuando ya había perdido toda la esperanza. Esperaba ansiosa ese ser que iba a llegar a nuestra vida como una luz. La adopción lo cambió todo, me llenó de esperanza. Pero además de esta bendición, la vida me dio otra sorpresa cuando menos me lo esperaba.

Creí que mi menstruación se había retrasado por todo el estrés. No era un retraso, estaba embarazada de 8 semanas. No me lo podía creer.

Iba a ser madre de dos hijxs! Sí, porque el embarazo no cambió para nada la decisión de la adopción.

En resumen, en unos meses tuve en mis brazos a una preciosa niña recién nacida, parida por mí y a otra niña increíble de 5 meses, parida de mi corazón. Las dos igual de amadas y deseadas.

La pequeña, Luna no tuvo problema ninguno en mamar, pero quería que María se alimentase con leche materna.

Me decían que no era posible, porque ya era grande, había tomado biberón, que si el chupete, que si ya tenía una niña mamando. Las enfermeras y el pediatra me repitieron que era imposible.

Mi historia me enseñó que imposible no existe, busqué a la que sería mi asesora de lactancia, me informé, entendí como funciona el pecho, la vinculación, la lactancia, la propia leche materna, todo para sentirme segura, para saber como llevar estas dos lactancias tan diferentes y necesarias a la vez.

Necesitamos 2 semanas para encontrar nuestro ritmo, adaptarnos y que María también se alimentase de mi pecho.

Las dos continuan mamando casi un año después.

(María del Rosario - México)





Yolanda Castillo

#eidh #EIDH #escuelaintegralparaeldesarrollohumano #educarintegrarcrecer #blog #educación #desarrollopersonal #crecimientopersonal #desarrollohumano #autoconocimiento #cambioseducativos #educaciondevalores #educacionemocional #maternar #escuelamaternar #maternidad #maternidadconsciente #vinculacionemocional #bebé #madre #lactanciaprematura

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 Escuela-Integral-para-el-desarrollo-humano_EIDH

Un Blog de...

Logo 3 - E.png
  • Preto Ícone Blogger
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now