• EIDH_

Lactancia en tándem: Ana & Rita.

Atualizado: Set 16

Relato de Lactancia Materna.

Cada historia es creada por la mujer y su hijx, en este caso, por sus hijas. Maria Elena, vivió tres lactancias completamente diferentes, pero entrelazadas: La lactancia de Ana, la de Rita y la de ambas a la vez.

Una historia de persistencia y amor.



Ana tenía 5 años cuando me quedé embarazada de Rita. 

Hasta ese momento siempre había mamado. Hasta los seis meses solamente leche materna, después incluimos la alimentación complementaria. Todo desde la información, buscando siempre lo mejor para Ana. Todo equilibrado. Aún con la alimentación complementaria la leche materna seguía siendo su alimento principal. Cuando fue creciendo seguía con sus tomas, sobre todo durante la noche. Ana no buscaba la teta por hambre, me buscaba porque la teta antes de dormir era tradición, nuestro momento de calor y juegos mientras se dormía. Pero la seguía buscando cuando tenía miedo, estaba enferma o estaba pasando por una etapa de cambio. Me encantaba darle la teta, lo disfrutábamos las dos. Cuando me enteré que estaba embarazada de Rita, Ana seguía tomando teta tal y como os cuento.

En el momento que supe del embarazo me sentí muy insegura, tuve muchas dudas. No sabía si podía darle el pecho a Ana estando embarazada, si eso influiría negativamente. Pero también pensaba, cómo se sentiría Ana si de la noche a la la mañana le negaba la teta. Estaba muy liada y angustiada. Busqué a una asesora y sin duda fue la mejor decisión. Perdí el miedo, porque no era incompatible ni durante el embarazo ni después del parto.

Rita inició su parto durante la noche en el hospital, 37h de parto. Así que Ana paso más de una noche sin la teta. Esto no había sucedido nunca. Cuando llegamos a casa con Rita, sentí su enfado con nosotros y con su hermana. Aunque la habíamos preparado para el momento, no resultó fácil. Los primeros días fueron complicados y acompañados de una mastitis muy dolorosa. Rita mamaba con normalidad y poco a poco, hablando con Ana, entendió que ella también podía continuar haciéndolo. Las primeras semanas buscaba el momento a solas conmigo, era así nuestro ritual antes de su hermana nacer. En el momento que ella interiorizó esta nueva realidad, buscaba el pecho mientras lo hacía su hermana. De inicio creí que era por celos, pero os digo que todo lo contrario. La teta nos ayudó a que no se sintiese desplazada y a que no creyese que le estaban quitando el calor de madre. Compartieron muchos momentos en la teta, cada niña en una diferente claro, pero estoy segura que les ayudo a conocerse más. Hoy en día tienen una relación muy cómplice. 

¿Si fue fácil?

Nada que  valga la pena en la vida es fácil. Tuvo desafío, miedo a no ser una buena madre, mucho auto-juicio, pero valió la pena, porque tengo dos hijas que han crecido saludables, que aprendieron a conocerse y a tener su espacio, ya desde la teta.

María Elena (Dubai)


Y tú? como has vivido tu lactancia en tándem?




Yolanda Castillo

#eidh #EIDH #escuelaintegralparaeldesarrollohumano #educarintegrarcrecer #blog #educación #desarrollopersonal #crecimientopersonal #desarrollohumano #autoconocimiento #cambioseducativos #educaciondevalores #educacionemocional #maternar #escuelamaternar #maternidad #maternidadconsciente #vinculacionemocional #bebé #madre

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 Escuela-Integral-para-el-desarrollo-humano_EIDH

Un Blog de...

Logo 3 - E.png
  • Preto Ícone Blogger
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now